ACHABI presentó un pedido al Ministro Perczyk sobre la carrera de bibliotecarios en el Chaco

Solicitamos formalmente al ministro el acompañamiento y opinión favorable para la validez nacional del título de “Profesor Bibliotecario” resultante de la carrera de grado “Profesorado para la Formación Docente Inicial en Bibliotecología” que se dicta en el Chaco desde 2017.

“Aprovechamos la posibilidad que tuvimos de entregar al Ministro de la Nación un ejemplar del diseño curricular de la carrera que se dicta en los institutos terciarios desde 2017 y que el Ministerio de Educación del Chaco nunca promocionó ni defendió como es debido y los hechos lo marcan. Además acompañamos importante información como antecedente de otorgamiento a una titulación muy similar por lo que pedimos igualdad de trato en la cuestión”

“Para nuestros bibliotecarios, que trabajan diariamente para todos los niveles educativos, es muy importante el reconocimiento y jerarquización de la formación docente integral como profesional de la información, lo que los sitúa sin dudas como pareja pedagógica del docente de aula, respetando siempre los roles y funciones y sin invadir la tarea del otro”

“Luego de cuatro años y el egreso de la primera promoción de la nueva carrera docente de bibliotecarios en el Chaco, el Ministerio continúa demostrando a los alumnos de la carrera el desinterés por valorar y jerarquizar la profesión bibliotecaria en el sistema educativo. Pasan las gestiones, los nombres de ministros cambian, pero la gestión es la misma, o sea casi nada, todo se patea para adelante. Ni siquiera respondieron a los pedidos de información sobre las gestiones que realizaron, lo cual sumado a la falta de cargos en nuestras bibliotecas crea un escenario difícil, pero no perdemos la esperanza de que alguna vez se valore la calidad de la formación bibliotecaria”

“Hubo un intento de trámite antes de la pandemia que no prosperó porque la negativa se sostiene en que el título emitido no figura en el cuadro de títulos oficiales, lo cual es absolutamente lógico por ser una propuesta nueva que no se registra sola en el cuadro mencionado, pero que debe ser argumentada e impulsada políticamente por la gestión ministerial en la solicitud, además de defendida con compromiso si la intención es obtener un resultado positivo”